10 “no podés”… 11 “Yo Puedo”

Luego de haber quebrado los barrotes de una prisión tóxica, que me había llevado a dejar los estudios y alejarme de mis amistades; se despertó en mí el deseo de seguir estudiando, de progresar,  y así fue que comencé con los libros.

El último año de la carrera fue difícil, el hombre de mi vida, mi papá, enfermó de cáncer,  sólo estábamos mi mamá y yo para cuidarlo. Trabajaba, estudiaba, hacía cursos, estaba en pareja, ayudaba en casa, corría a los médicos por mi papá, sostenía emocionalmente a mis padres y mientras tanto yo me mantenía en pie como podía; mi mente era una enredadera.

“Terminar una Carrera con Mucha Vocación” –

El 4 de diciembre del 2008 rendía la última materia de la carrera y ese mismo día internan a mi papá, me quería quedar con él…hablé con mi mamá y me dijo: “andá a rendir que tu padre quiere verte recibida.” Así, rendí mi última materia de Analista de Comercio Exterior rogando que no sonara mi celular dándome la peor noticia.

Cuando le entregué el boletín con todas las materias aprobadas a mi papá, aún internado, me miró con mucho orgullo y me dijo ya sos una profesional y el 26 de ese mes falleció.

Luego de muchos años de sacrificio en que el tiempo y los obstáculos habían desgastado el equipo de tesis y por circunstancias de la vida,  ya mis compañeros se iban alejando de nuestro objetivo y sólo pude rescatar a uno de ellos al que le dije: “no me sueltes la mano que este año nos recibimos, confía en mí.” Así fue que después de luchar contra todas las adversidades y cuando ya nadie confiaba en que me fuera a recibir, ese año aprobamos tesis.

Cuando volví a casa desperté a mi mamá diciéndole que su hija ya era profesional, sus ojos miel brillaron como nunca antes y su sonrisa y alegría iluminaron la habitación y me estrechó fuerte entre sus brazos. Esa fue la última vez que la vi feliz, al mes siguiente falleció. 

Hoy puedo decir que amo mi carrera y que por más que el mundo no me haya tenido fe, no me importó, seguí adelante por mi sueño, yo quería ser profesional.

Hay que ser fuerte y soportar muchos “no podés” “no lo vas a lograr” “no creo que lo estés haciendo”, sobre todo si esas palabras vienen de las “amistades.”

La decisión y la fuerza eran mías. YO PUEDO, esas dos simples palabras me llevaron a mi objetivo, sólo me interesaban 3 personas demostrarles que podía, a mis padres y a mí misma.

En mi presente tengo un nuevo reto, más complicado,  en donde el camino está cubierto de piedras y espinas, trabajar de mi profesión y sigo diciendo. YO PUEDO.

Espero transmitirles mis fuerzas y que sigan adelante con sus sueños!

Gracias!

Claudia Kreiker

Más Historias de Superación:

El futuro depende de mí 🙂 Por Luisina Parodi – 7 Reinas

Una relación conflictiva tiene salida

Argentina por la igualdad de derechos – Ser gay es algo que nunca nadie elegiría para si mismo

Experiencia de Estefanía

Mi Gran Hermano

Deja un comentario

Your email address will not be published.

×
Soy Carina, Secretaria de Múltiples Miradas.
Puedo ofrecerte turno para una Primera Consulta.
Enviame tu Nombre y Apellido. Edad. Obra Social. Bienvenida/o!