10 “no podés”… 11 “Yo Puedo”

Luego de haber quebrado los barrotes de una prisión tóxica, que me había llevado a dejar los estudios y alejarme de mis amistades; se despertó en mí el deseo de seguir estudiando, de progresar,  y así fue que comencé con los libros.

El último año de la carrera fue difícil, el hombre de mi vida, mi papá, enfermó de cáncer,  sólo estábamos mi mamá y yo para cuidarlo. Trabajaba, estudiaba, hacía cursos, estaba en pareja, ayudaba en casa, corría a los médicos por mi papá, sostenía emocionalmente a mis padres y mientras tanto yo me mantenía en pie como podía; mi mente era una enredadera.

“Terminar una Carrera con Mucha Vocación” – 

El 4 de diciembre del 2008 rendía la última materia de la carrera y ese mismo día internan a mi papá, me quería quedar con él…hablé con mi mamá y me dijo: “andá a rendir que tu padre quiere verte recibida.” Así, rendí mi última materia de Analista de Comercio Exterior rogando que no sonara mi celular dándome la peor noticia.

Cuando le entregué el boletín con todas las materias aprobadas a mi papá, aún internado, me miró con mucho orgullo y me dijo ya sos una profesional y el 26 de ese mes falleció.

Luego de muchos años de sacrificio en que el tiempo y los obstáculos habían desgastado el equipo de tesis y por circunstancias de la vida,  ya mis compañeros se iban alejando de nuestro objetivo y sólo pude rescatar a uno de ellos al que le dije: “no me sueltes la mano que este año nos recibimos, confía en mí.” Así fue que después de luchar contra todas las adversidades y cuando ya nadie confiaba en que me fuera a recibir, ese año aprobamos tesis. Sigue leyendo