Del Amor Ciego a los Órdenes del Amor

A veces, algunos, pensamos que la vida nos pertenece, que podemos hacer con ella lo que queramos. Pero, cierto es,  que nosotros somos los que pertenecemos a la vida,  que tiene sus reglas, y que el bienestar, armonía y la dicha surgen si reconocemos a quienes nos precedieron, y nos abrimos a intercambiar y  transmitir lo recibido.

Bert Hellinger afirma que en todo sistema familiar existen lealtades que llevan a sus miembros a sufrir de manera absurda.  Se trata de un “amor ciego” “arcaico o infantil” que lleva a la familia a perpetuarse en repeticiones de destinos trágicos.

En contraposición,  existen ciertos órdenes que en compensación, conectan a los que  siguen con la vida, otorgándoles poder y libertad para seguir su propio destino.

¿Cuándo  hablamos de “Amor Ciego o destino Ciego”?

Del Amor Ciego a los Órdenes del Amor

Del Amor Ciego a los Órdenes del Amor

  • Cuando el del hijo que, para compensar la marginación que sufrió algún ancestro, asume, inconscientemente, su mismo destino.
  • Cuando se excluye  a un miembro de la familia por haber realizado algo “malo o indebido” como quedar embarazada sin casarse, por conflictos o enfermedad
  • Es querer encargarse de los padres o enfermarse por lealtad a ellos, porque internamente se dice “mejor yo que tú”
  • Quedarse soltero/a por cuidar y atender a los padres
  • Rechazar a uno de los padres por lealtad al otro
  • Estar resentido con los padres o cualquier otro miembro de la familia
  • Dar de más en nuestras relaciones de pareja, haciendo al otro pequeño
  • No respetando a las parejas anteriores de nuestra ex pareja
  • Desacreditando a mi pareja delante de mis hijos
  • No respetando el lugar de los hijos de un matrimonio previo de mi pareja

¿Qué son los Órdenes del Amor?

  • Todos los miembros de una familia tienen derecho a pertenecer y ser parte: cada persona que ha pertenecido a un sistema, indiferentemente de lo que hizo o dejó de hacer tiene derecho a pertenecer. Cuando se le excluye, alguien más adelante se ve en la necesidad de representarlo con su propia vida.
  • El que llegó primero tiene prioridad: Las parejas anteriores tienen una fuerza especial y deben ser vistas y reconocidas por los miembros posteriores. La relación de los padres tiene prioridad sobre los hijos, ya que gracias a esa unión fue posible la llegada de los hijos.
  • Ante los padres los hijos siempre serán los pequeños y esto no significa que hay que hacer todo lo que dicen los padres sino que se debe honrar y respetar a los padres, tal y como son.
  • Equilibrio entre dar y recibir: En toda relación entre iguales debe existir un equilibrio entre el dar y recibir. Dicho equilibrio no se cumple con los padres, debido a que éstos nos regalan lo más grande que se tiene “la vida” y esto no puede ser devuelto… sino que se tiene que tomar con todo nuestro corazón y pasarlo hacia adelante, hacia nuestros propios hijos o proyectos.
  • Agradecer todo tal y como es: Cuando con humildad te inclinas ante la vida, respetando y agradeciendo todo lo que viene…la misma vida te bendice con mucho más…porque vives sin expectativas, ni exigencias.

Cuando empiezas a comprender y aplicar los órdenes del amor en tu diario vivir,   ocupando el lugar que te corresponde y dando lugar a todos los que forman parte, sin emitir juicio, entras en sintonía con la vida, y hay espacio para la armonía en tus relaciones.  Sólo ésto proporciona la paz y la sabiduría en tu corazón.

  Luz Rodriguez: http://ordenesdelamor.org/

Facebook: Psicólogos Córdoba Argentina “Múltiples Miradas”

Torre Ángela: 27 de abril nº 370 – Piso 25 Dpto “C”  Córdoba
Tel: (0351) 4211275 – Whatsapp: +54 9 351 305 0518

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *