Un regalo lleno de amor para Papá

Nota publicada en Revista “Nacer en Córdoba” Junio 2014

Nacer, nos remite automáticamente a la imagen de un bebé; mas junto con él,  nacen una mamá y un papá. (También bisabuelos, abuelos, tíos, padrinos, primos, etc.) Ambos pasan de ser pareja a constituirse en una familia. Las miradas durante el embarazo están en la mamá, quien atraviesa las transformaciones más trascendentes de su vida,  el entorno se encarga de contener, satisfacer sus necesidades y deseos, para que llegue al momento del parto en las mejores condiciones. Para esto, es fundamental que se integre el papá en el embarazo y nacimiento, preparándose para su rol en todo sentido. En esta etapa, las  emociones se exacerban, ansiedades, miedos, alegrías, aumentan las demostraciones de afecto, el cuerpo y la mente están disponibles para el bebé, también, la casa, el auto, las noches y los días. Todos se vuelven más sensibles, lo cotidiano se vuelve extraordinario, las prioridades, los valores entran a replantearse, se reacomodan amistades, horarios, dinero, espacios de recreación, relaciones sociales, laborales, etc.psicologia

Es importante desde la mamá y el entorno, hacer lugar para el papá,  ya que puede sentirse excluido dado que su mujer está pendiente, la mayor parte del día,  del bebé. En otros casos, los padres enfrentan sentimientos de culpa, ya que por cuestiones económicas tienen que trabajar y no pasan el tiempo suficiente con los hijos. Otro conflicto posible, con la llegada de los hijos es que algunos padres generan competencia por el cuidado o la manera en la que se educará al nuevo integrante, ya sea como la familia de él o como la de ella y se pueden llegar a volver muy rígidos con los límites o hábitos.

Para prevenir desencuentros, para los primerizos y para los papás mayores, para mamás, para hombres y mujeres, más adelante daré algunas sugerencias que se sustentan en el amor, para una armónica familia en cuerpo, mente y espíritu. 

Comencemos por definir ¿Qué es ser padre?

Según el diccionario,  en un contexto biológico, es aquel ser vivo de sexo masculino que ha tenido descendencia directa. El término recíproco es «hijo». Comúnmente el padre cumple un rol muy importante dentro del desarrollo de los niños, el título de padre también puede ser dado a aquel hombre que cumpla este papel sin estar emparentado biológicamente con el niño o niña. Mayormente esto ocurre con hombres que han adoptado niños o con hombres casados con mujeres que previamente habían engendrado descendencia. El término también se puede referir a una persona a la cual se le identifica con el estereotipo de padre. «Papá», «papa», «papi», «papito», «pa»… son expresiones típicamente familiares utilizadas para referirse a un padre. Coloquialmente también se usa en varios países la expresión «mi viejo» para referirse al propio padre.

Para interiorizarme indagué entre mis consultantes, en su mayoría hombres, y obtuve interesantes opiniones:

“Es amar al hijo desde el momento de su concepción”  “Es dar la bienvenida a la nueva vida y convertirse, en un sólido apoyo para los hijos” “Es vivir el desarrollo de mi hijo desde el embarazo con toda comprensión, con el corazón, con la mente y, sobre todo, alma bien puesta.” “Es dejar el ego y los prejuicios fuera para entregarse a la pequeña vida que tiene frente sí” “Es cambiar un pañal; bañar a mi hijo, vestirlo, dormirlo. Cantarle, jugar con él y evitar el pretexto: “es que no puedo desvelarme porque mañana voy a trabajar” o decir: “cuidar a los hijos es trabajo de su madre…  Porque quien dice eso pierde una valiosa, muy valiosa experiencia.” “Es entender que un hijo es de DOS” “Ser padre es predicar con el ejemplo, enseñando así que el respeto, la humildad y el amor son las claves para la vida.” “es dar tiempo de calidad.” Ser padre es ser un ídolo para tu hijo, ser un amigo, ser un compañero, ser esa persona que siempre está cuando te necesita” Ser padre es buscarse una pareja, tener un hijo y que lo ames y ante las adversidades seguir adelante junto a él pase lo que pase. Ser padre es no renunciar a nada”.  “Ser padre es amar sin límites y por sobre todas las cosas la vida que Dios le ha puesto en sus manos para guiarla.” “Para concebir un bebé se requiere de un solo momento, pero para criarlo se requiere toda una vida”

La mayoría de las opiniones se refieren a dar incondicionalmente, al amor, al disfrute con responsabilidad. Posiblemente, haya tantas definiciones como padres en el mundo. Coexisten diferentes tipos de papás: primerizos o con varios hijos,  protectores, autoritarios, infantiles, democráticos,  muy ocupados, al 50%, a tiempo completo,  comprometidos.   Ansiosos, obsesivos,  confiados,  tranquilos. Jóvenes, maduros, que conviven con sus hijos o están en distintas casas, que trabajan en relación de dependencia cumpliendo horarios,  otros tratando de insertarse en el mundo laboral, algunos perciben una asignación del Estado, otros son independientes con grandes responsabilidades en su empresa o profesión. Cada padre es único, especial y,  así estén ausentes,  pueden ser los mejores maestros. Cada uno a su manera,  dan muchas enseñanzas, tenemos mucho que aprender de ellos. Lo importante es saber cuál fue nuestro origen, respetarlo, aceptarlo  dándoles un espacio en nuestra mente y alma,  integrarlos en el corazón, aceptarlos con sus defectos y virtudes y honrarlos llevando una vida feliz y plena.

Vivamos con nuestro papá biológico,  adoptivo, o nueva pareja de mamá que cumpla el rol de amor, alimentación, protección, salud, vestimenta, educación,   más allá de las diferencias,  todos tenemos un papá a quien agradecer por habernos engendrado, aceptado con el corazón,  provisto lo necesario para nuestro desarrollo físico y emocional. Más allá, de que estén con nosotros o hayan partido al encuentro con el creador, todos tenemos un papá a quien homenajear. Y existen múltiples maneras de homenajear,  un abrazo, una tarjeta, una mascota, un perfume, un chaleco, un reloj, Cd, aparatos tecnológicos,  un partido de fútbol juntos, un desayuno o cena sorpresa, un viaje y mucho más.  En esta oportunidad, les dejo unas reflexiones que si las ponemos en práctica pueden ser el mejor regalo a ellos, a nosotros mismos y nuestros descendientes.

¿Qué podemos hacer para prevenir conflictos, sanar relaciones, honrar a nuestros padres y así avanzar en la vida?

El honrar a los padres es uno de los principios básicos de la Teoría de Psicoterapia Sistémica desarrollada por Bert Hellinger.

Para honrarlos, podemos comprender que hicieron lo que mejor sabían hacer: Cada uno de nuestros padres está sometido a sus propios padres, con sus dinámicas de vinculación particulares. Con las costumbres de su época. Aprendieron con nosotros por ensayo y error con las herramientas que tenían.

Aceptarlos tal como son: Cuando yo como hijo quiero cambiar a mis padres estoy asumiendo el papel de “padre” y me lleno de soberbia con ello, rompiendo una ley de vida y por ello efectivamente fracaso. Algunos padres efectivamente abandonan o maltratan…eso es real, pero esa aparente “imperfección” nos da un hermoso regalo, porque nos otorga la oportunidad de amarlos tal y cual como son.

Renunciar a creerme “mejor padre o madre”: Porque la vida se encargará de demostrarnos que lo terminaremos haciendo igual o peor que ellos. La vida compensa la humildad y castiga la soberbia.

Avanzar hacia la vida: En lugar de quedarnos anclados en los reclamos y los juicios, que lo que vivimos nos sirva de experiencia, para hacer algo bueno con ello…para vivir una buena vida. Porque si me mantengo en el sufrimiento no habrá valido la pena nada de lo que hicieron.

Aprender a cuidar de ti: Hacerte responsable de tus sueños y metas y dedicárselo a esos dadores de vida, porque gracias a ellos puedes hacerlo…indiferentemente si los conociste o no. Porque ellos viven dentro de ti, gracias al legado que te dieron están aquí y ahora.

Respetándolos como los grandes: Eso en ningún momento implica que te vas a quedar a su lado y que se encarguen de ti o que tienes que hacer lo que te dicen. Es simplemente comprender que lo que dicen está lleno de su visión de la vida y que es válido para ellos. Tampoco procurar que hagan lo que deseas o creerte que sabes lo que es mejor o peor para ellos.

Y sobre todo Agradeciendo lo que te dieron…porque gracias a eso estás aquí y puedes pasar tu vida a otros.

Restablecer los vínculos amorosos con tus padres es un camino seguro a tu felicidad y la de tus hijos y tus relaciones en general.

Muchos éxitos en estos desafíos.

¡Muy Feliz Día a Día, Minuto a Minuto para todos los Papás!  

 

Atención Psicológica a niños – adolescentes – jóvenes – adultos – familias. 

Atendemos Obras Sociales:

Aca Salud – – Horizonte Salud – Sancor – Caja de Abogados – Jerarquicos Salud –  Luis Pasteur – Federada – Dasuten – Banco de Córdoba – Consalud –  Red Argentina de Salud –
 Visitá nuestro facebook: Múltiples Miradas – Lic. Evangelina Aronne 
¡Gracias a los nuevos amigos! ¡Bienvenidos!
Teléfono de Múltiples Miradas: 0351 – 4211275 – Córdoba – Argentina
Para enviar artículos o para realizar consultas: multiplesmiradas@gmail.com

¡Hasta la Próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *