Dale a los bebés: contacto y comunicación

¡Hola! Tengo la grata oportunidad de enviarles otro artículo de la Lic. ​María del C. González Grané, nuestra Colega Invitada por Múltiples Miradas. A disfrutarlo 🙂

“Todos los bebés necesitan contacto y comunicación”

Sin duda alguna el ser humano tiene muchas necesidades que deben ser satisfechas para garantizar su supervivencia.​ Pero si  nos remontamos a los primeros meses de vida, puede decirse que la principal necesidad es la de contacto  y comunicación.​

Obviamente son muy importantes los nutrientes que ingresan a su organismo por medio de la alimentación, pero para estas primeras etapas, la alimentación es una necesidad que va indefectiblemente de la mano de la necesidad de comunicación.​

Pensemos por un instante en un bebé que acaba de nacer, antes de tamaño acontecimiento en su vida, el pequeño vivía en condiciones muy diferentes a las cuales se enfrenta una vez que nace.​
En el vientre de su mamá estaba rodeado de líquido amniótico, podría moverse libre y pacíficamente, las necesidades de alimentación, oxigenación y regulación de sus sistemas están a salvo por medio del importantísimo órgano que es la placenta, y obviamente por medio de todos los sistemas maternos.​
Los sonidos o estímulos auditivos le llegan amplificados, gracias a la Sigue leyendo

¿Por qué los padres traen a sus hijos a terapia?

 Seguinos en FACEBOOK

Psicología Integral en Córdoba

Algunos papás sienten incertidumbre, intolerancia, impaciencia, incompetencia, culpas, temores, y muchas veces hasta vergüenza por sus hijos… Muchas veces, acuden a un psicólogo como manera de liberarse un poco y delegar la función de guía y contención, buscando que alguien ejerza un control con sus hijos… Muchas veces la sobreexigencia o sobreprotección,  la ausencia o poca calidad en los vínculos es la causa de las dificultades en los niños. En estos casos, quienes necesitan una guía son los mismos adultos.

Pero existen situaciones que describe mi colega, en las cuales, es importante hacer una consulta para el niño 🙂

¿Qué motiva a los padres a traer sus hijos a terapia?

Por lo general un niño llega al consultorio porque en sus conductas manifiesta que algo anda mal. Aunque es difícil para los papás llegar a la consulta con el profesional porque pesa sobre ellos la idea de que no han sido buenos padres, tratan de pensar la situación de una manera justificativa  diciendo “es una etapa, ya se le pasará”. Pero para la mayoría de los adultos no es fácil atravesar un proceso terapéutico. Uno de los obstáculos, aunque no el más grande, es el tiempo que les insume traer al niño a terapia. A esto se le suma, en muchos casos, la idea de que ellos también puedan necesitar hacer terapia o, al menos, cuánto hay de ellos en esto que en su hijo no está funcionando.

Algunas veces los padres llevan a su niño a terapia por un hecho externo a la familia nuclear que no los involucra directamente a ellos, con el fin de encontrar un ámbito que les brinde la seguridad de que el menor pueda expresar lo que le está pasando, por ejemplo: la muerte o enfermedad de un ser querido, un accidente o cualquier otra experiencia de dolor.

Otro gran interrogante que sobrevuela la decisión de iniciar un tratamiento se refiere acerca de cuándo es el momento indicado para llevarlo a terapia. Es difícil determinar el instante adecuado. Pero lo que verdaderamente no es bueno es correr al psicólogo por cada instancia conflictiva que perciban en su hijo. Lo recomendable es que los papás aprendan a manejar las situaciones que se dan en diferentes circunstancias de la vida cotidiana. Lo más importante para el niño es tener unos padres dispuestos a cooperar, acompañar y aprender a comunicarse con ellos y desde ellos. Sigue leyendo